Estructura y función.

Estas son dos palabras que para nosotros van de la mano. Si bien es cierto, en materia de gallos no existen verdades grabadas en piedra, creemos que la imagen adjunta amerita ser comentada.

Y es que en más de una ocasión hemos escuchado a participantes -después de una derrota- culpar al preparador, o al amarrador, o al soltador e inclusive a su propio gallo, cuando en realidad a veces (porque nada es absoluto y todo puede ser relativo) el problema puede estar en la selección que el criador realiza en su galpón.

Estimamos que es fundamental trabajar con animales que no sean “juntones” y que por ende tengan buenos aplomos. Asimismo, se debe usar en la cría reproductores con adecuados ángulos en los codos y finalmente, que vistos de perfil, tengan las cañas (en la medida de lo posible) al medio del cuerpo (léase tórax o “corazón del animal), evitado así animales con las patas o muy adelante o muy atrás del costillar, lo que suele generar en el último caso, animales “derrumbados”, los cuales en nuestra experiencia son menos eficientes que los bien construidos.

Entonces, regresando al inicio de este texto, cómo le podemos pedir a un gallo con mala estructura que estire bien la pata y que pegue en el lugar si tiene malos aplomos. Y cómo le podemos pedir a un gallo que no tiene balance que vuele, que caiga y que rebote rápidamente contra su rival, por más bien preparado, amarrado y soltado que esté, cuando su conformación le juega en contra.

Con todo esto no queremos decir que los gallos bien hechos nunca pierden o que los mal hechos nunca ganan, lo que sostenemos es que un gallo bien hecho podrá jugar mejor (con más soltura, desplazamiento y elasticidad) que uno que no cuenta con buenas formas.

¿Y cómo lograr gallos con buen fenotipo o “molde”? Sencillo: usando gallos y gallinas de cría que además de tener sanidad y buenas corrientes sanguíneas, cuenten con una adecuada estructura ósea y muscular, descartando los individuos con formas inadecuadas.

No les quitamos más tiempo. Solo queremos compartir algo de nuestras experiencias en la cría del Gallo Navajero Peruano.

Hasta la próxima!

PD. Los animales con cresta simple suelen (por lo general) tener un mejor balance.